¿Profesorado a tarea parcial?

Actualmente tanto las instituciones educativas como aquellos que ejercen en calidad de educadores, enfrentan continuos retos que pasean entre la lealtad que se tiene a la institución educativa y la realidad económica que viven muchos países. En su mayoría, las instituciones de educación superior se nutren en generalmente de profesorado a tarea parcial. Como en cualquier otra profesión que se practique a jornada parcial, se evita que el contratante (en este caso la institución educativa) tenga que otorgar ciertos beneficios que a simple vista podrían resultar difíciles de asumir. Sin embargo, existe por lo bajo, un gran debate en torno a las consecuencias de esta práctica tan común y que pareciera con muy pocas probabilidades de desaparecer.

Es cierto que son muchos los profesores a tarea parcial que se ocupan de estar continuamente certificándose en nuevas áreas de estudio para resultar más competitivos. Toman cursos de educación continua, se certifican profesionalmente, etc. Esto sin duda es un beneficio para la institución educativa porque se mantiene a la vanguardia en cierto sentido, en cuanto al ofrecimiento educativo. Sin embargo, el profesor a tiempo parcial al no contar con una paga completa se ve en la obligación de tener que diversificarse ejerciendo diversas profesiones de forma simultánea. Muchos deben buscar oportunidades en distintas universidades o instituciones educativas para completar su paga entre una institución y otra, lo que a su vez trae otras complicaciones que explico a continuación:

  • El profesor no puede dedicar tiempo a realizar investigaciones porque su día a día transcurre moviéndose de un trabajo a otro. Esto es muy triste ya que, especialmente los profesores que cuentan con grado doctoral deben nutrir su entorno educativo con investigaciones y publicaciones.
  • Sepa que especialmente las universidades, alcanzan prestigio a través de los logros de sus profesores y en ello ejerce una gran influencia, la cantidad de investigaciones y publicaciones realizadas.
  • Se dificulta la posibilidad de que el profesor pueda participar en la dirección, apoyo o creación de asociaciones estudiantiles, precisamente porque debe estar buscando nuevas fuentes de ingreso para su día a día.
  • Resulta complicado o difícil que el estudiante pueda realizar consultas con el profesor fuera del horario de la clase, ya que el profesor posiblemente salga de una clase para moverse a otra institución a trabajar.
  • Puede existir un alto nivel de rotación en la plantilla de trabajo debido a la incertidumbre en el empleo. Los profesores en ocasiones aceptan ofrecer cursos en el primer lugar que se les contrate por temor a que inicie el semestre escolar y queden sin trabajo.
  • Restricciones en el nivel de compromiso o lealtad con la institución. Debo clarificar que no me refiero a que los profesores sientan poco amor, admiración o lealtad por la institución a la que sirven en el sentido estricto de la palabra. En realidad, me refiero a que al ser tantos los patrones a los que se sirve es más difícil lograr ese “absolutismo” en el nivel de lealtad. Por otro lado, al no tener participación en la toma de decisiones esa llamada “lealtad” se ve aún más afectada.
  • Desgaste por burnout. El agite diario transcurriendo entre las múltiples tareas y lugares para llegar a fin de mes, puede pasar factura a la salud. A esto se suma que, siendo la paga tan limitada, no necesariamente se cuenta con un seguro médico privado y posiblemente no se cualifique para uno gubernamental (al menos en Puerto Rico).

En la investigación “Los profesores a tiempo parcial en las universidades públicas estatales: una profesionalización inconclusa”, Damián, A., García Ponce de León, O., Pérez mora, R., Montero Hernández, V., Rojas Ortiz, E., (2016), presentan los tres perfiles profesionales que describen las formas de participación de 56 profesores a jornada parcial en tres universidades públicas de México. Estos son: 1) la relación laboral de los profesores a tiempo parcial con la universidad; 2) las actividades que realizan en la universidad, y 3) sus planes profesionales dentro de la universidad. La investigación me pareció muy interesante y entiendo que sería necesario desarrollar alguna investigación en esa dirección aquí en Puerto Rico.

¿Qué pueden hacer las instituciones educativas para evitar perder su profesorado a jornada parcial y al mismo tiempo beneficiarse del conocimiento actualizado de estos profesionales? Este es el gran reto que tienen ante sí las instituciones educativas del país. Aquí tres recomendaciones.

  1. Analizar cómo puede mejorar las condiciones económicas de los profesores a jornada parcial, mediante un incremento en la paga y el ofrecimiento de contratos de trabajo por periodos más largos.
  2. Establecer un buen programa de adiestramientos para los profesores a jornada parcial.
  3. Ofrecer algún tipo de aportación para el pago de estudios o de préstamos estudiantiles según el tiempo de servicio brindado a la institución.

Recordemos que es en la universidad en donde enseñamos a los estudiantes la importancia de reconocer la labor realizada por los trabajadores y lo necesario que resulta que el trabajador pueda satisfacer sus necesidades para poder sentirse pleno. ¿Cómo se puede motivar a un estudiante a superarse mediante el estudio, si en ocasiones ve al educador como un profesional en carencia constante? Personalmente recuerdo una experiencia en mi primer año como profesora universitaria. Se me acercó al final de la clase un estudiante adulto y me dijo casi con cara de pena, “profesora… ¿y qué hace usted aquí dando clases con un doctorado? En ese momento vino a mi mente el anuncio de los productos GOYA en donde se realza la labor del maestro. Pensé que era necesario seguir fortaleciendo esa imagen y también sentí tristeza por la pobre opinión que tienen muchas personas respecto a la labor del magisterio. Es por ello que siempre me reafirmo en que el magisterio es un apostolado y como tal, no es para toda persona. Creo que es necesaria la reflexión en este particular asunto.

Como siempre… Emprende hoy, lidera tu cambio, inicia tu transformación, ten éxito y vive feliz.

Agradezco tu apoyo. Sígueme en FaceBook y Twitter como @coachmaribelpr o Coach Maribel Aponte.

Comenta qué te pareció este artículo y si te gustó, compártelo con tus amigos de Twitter y Facebook. Selecciona “me gusta” y “compartir”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s