Manspreading: ¿asunto de falta de educación, machismo o grosería?

manspreadingEn realidad, se siente tan y tan bien cuando encontramos que existe una palabra para definir algo que, si bien puede llenarnos de alegría, también puede hacernos rabiar. Este es el caso del término “manspreading”. Realizando búsquedas por internet, me encontré con una noticia que hablaba de cómo España, estaba poniendo freno a la práctica del manspreading. Usted que está leyendo este artículo, podrá ignorar a qué me refiero con eso del manspreading pero estoy segura de que pudiera detestarlo tanto como yo, si es mujer.

En su artículo ¨Qué es el “manspreading” y por qué Madrid lanzó una campaña para combatirlo en los autobuses¨, la BBC define el “manspreading”: como la manera de sentarse de algunos hombres, en especial en el transporte público, con las piernas abiertas, invadiendo el espacio de los asientos adyacentes. Al leer esto, simplemente me dije ¡genial!!!! Es que, dicho de otras palabras se trata de la forma en que acostumbran sentarse algunos caballeros con sus piernas tan abiertas que apenas dejan espacio a la imaginación mientras que a su vez invaden el espacio ajeno. Terminan arrinconando a los que se sientan a su lado en el autobús, metro, avión, etc. El término, surgió en el año 2014 a través de un blog y más tarde el diccionario Oxford lo incluyó en su lista de términos. Desde entonces son varios los países que tras el reclamo de sus ciudadanos (mayormente mujeres), han optado por establecer normas o leyes al respecto.

images 5¿Por qué incomoda tanto el manspreading? ¿Se trata de un asunto de machismo, feminismo, pura queja, educación o civismo? Pues bien, lo cierto es que es una conducta que en cierto punto puede parecer ofensiva. Es como si se dijera “apártate que aquí llegó el macho del barrio”.  Esto sin duda no es plato de buen gusto. Luce a imposición y lucha de poder. Sin embargo, más incómodo resulta la situación si se trata de estos hombres que para colmo utilizan pantalones sumamente ceñidos al cuerpo o cortos, que hacen públimages 7ico aquello que se entiende es privado. Por otro lado, tenemos el aspecto de la falta de educación y civismo. Si bien criticamos a las damas que ocupan un espacio para ellas y otro para su bolsa o cartera, no es menos cierto es, que los hombres son su forma de sentarse pueden también disminuir la cantidad de espacios disponibles para otras personas. Sin embargo, no crea que esto es solamente un asunto considerado en España. En estados Unidos son varios los lugares donde se han instalado anuncios llamando la atención de aquellos que realizan dicha práctica.

images 10Salgamos del autobús, el metro y el avión por un momento. Muy difícil situación cuando tenemos una reunión informal entre amigos en alguna casa. Nos sentamos a conversar y en algún momento ocurre… alguien con pantalones cortos y anchos, comienza a mostrar sin saberlo, lo oculto dentro de ellos.  Hay hombres que olvidan que están en público y no solamente abren sus piernas, sino que también, entre risa y broma, levantan sus piernas al aire como si estuvieran en la cancha de baloncesto. No se trata de machismo o feminismo. Simplemente piense si a usted caballero, le gustaría que su hija de pequeña, estuviera “disfrutando” de tal espectáculo.

Si usted es de los que piensa que decidí utilizar este espacio simplemente para quejarme de cómo se sientan los hombres… sepa que el asunto va más allá de una simple queja. Se sorprendería al conocer la cantidad de personas que pierden la oportunidad de obtener un buen empleo por esta práctica. No se trata de saber sentarse o no y me explico. En muchas ocasiones cuando se está en una entrevista de empleo, las personas están muy conscientes de que están siendo evaluadas en todos los aspectos y es por ello que se esmeran en proyectar la mejor imagen. Sin embargo, en muchas ocasiones comienzan a establecer una gran afinidad, simpatía o estado de bienestar con el entrevistador y olvidan que están en una entrevista. Es ahí cuando comienzan a relajarse al punto de que terminan casi recostados en el asiento y con las piernas abiertas como si estuvieran hablando en la sala de su casa con su mejor amigo. Es en ese momento, cuando comienza la informalidad, donde pierden la oportunidad de un nuevo empleo.

Mi recomendación, olvide a los machistas y a las feministas. Concéntrese en hacer de esto un asunto de educación y civismo. Tal vez usted no se ha dado cuenta de las implicaciones que tiene su forma de sentarse, pero nunca es tarde para iniciar un cambio. Todos los días se aprende algo nuevo. Como siempre… Emprende hoy, lidera tu cambio, inicia tu transformación, ten éxito y vive feliz.

traffic-sign-209195__480Agradezco tu apoyo. Sígueme en Facebook como Coach Maribel Aponte y en Twitter como @coachmaribelpr

Comenta qué te pareció este artículo y si te gustó, compártelo con tus amigos de Twitter y Facebook. Selecciona “me gusta” y “compartir”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s