TELLERS: la importancia de la apariencia personal para lucir profesional.

tie-690084__480Una compañía que tiene empleados con una mala imagen personal puede tergiversar el mensaje real que pretende comunicar a clientes y prospectos, afirma Fernando Heredia (2011), en su artículo titulado: Buena imagen en empleados proyecta poder y buena calidad en empresas. Cuando se trabaja de cara al público, contar con una buena apariencia personal, es una forma de valorar tanto al cliente como a la empresa. Laura Malpeli de Jordaan, asesora de imagen, afirma que: “La imagen personal es nuestra carta de presentación frente al mundo. Ella se construye no sólo a través de nuestra vestimenta sino a través de una gran diversidad de variables. Si aprendemos a manejar los distintos elementos que conforman nuestra imagen tendremos más oportunidades de causar una buena impresión en nuestro interlocutor”.

En el artículo La importancia de la imagen personal y profesional de la empresa, (2016) se indica que: “Lo que piensan los clientes respecto a la empresa se ve influenciado por la opinión que estos tienen acerca de su personal y esa opinión se sustenta no sólo en las actitudes y comportamientos, sino también en la presencia física, en el aspecto y en las múltiples facetas que ofrece la comunicación no verbal”.

Se sabe que, en toda empresa, la forma en que se comporta y proyecta el personal, afecta de una u otra forma la imagen empresarial. En un banco, el teller o cajero también representa la empresa y su imagen. Es por eso, que cada día la gerencia y el departamento de recursos humanos, deben prestar más atención tanto a su conducta como a su apariencia física. No se equivoque. No me refiero a ser lindo o guapa. Se trata de lucir profesional y pulcro en todos los aspectos.

Cuando era pequeña, le persona que trabajaba como cajero o teller destacaba sobre otras profesiones. En la forma en que asistían a trabajar, especialmente en las mujeres, el uniforme era conservado como claro reflejo de su profesionalismo. En los últimos años, aunque muchas personas se esmeran en continuar mostrando una imagen de primera, lo cierto es que he visto cómo ha ido cambiando la apariencia personal de muchos de estos empleados. Créame que antes de escribir este artículo, he visitado varias sucursales de diversos bancos. Durante mi recorrido, básicamente todas mis observaciones han destacado la apariencia de las mujeres. Los hombres usualmente lucen bien presentados de cara al público y no caen en excesos de accesorios, etc.

frustrated-2681484__480El aspecto más destacado en cuanto a la apariencia personal de las mujeres fue:

  1. Cabello – se observó cabellos que no lucían limpios a simple vista y por el contrario lucían grasosos. El uso del llamado “wet look” que es para la playa, no luce bien para ir a trabajar. Utilizado para ir a trabajar a un banco, da la impresión de que se salió para el trabajo rápidamente, sin tiempo para peinarse y con el cabello sucio. Profesional… definitivamente no luce.
  2. Pieles/Rostros en mal estado – son esos rostros que solamente vieron el agua mañanera al despertarse y que lejos de ahí, no hay nada más. Bueno, usted podrá pensar que el maquillaje no es necesario para cumplir cabalmente con sus obligaciones y tiene toda la razón. Sin embargo, no luce nada bien, ser atendido en un banco por personas ojerosas y caras llenas de manchas, espinillas, etc. Recuerde lo que hemos dicho, que el empleado es la imagen de la empresa.
  3. Accesorios – por ejemplo, pantallas de muñequitas color de rosa o amarillo. Pulseras con mil quinientos charms que en nada combinan con el uniforme.
  4. Uniforme – es uniforme debe considerarse como algo casi sagrado y no debe haber razón para que no esté planchado y limpio. Si se aumenta de peso o se rebaja, sencillamente es necesario adquirir un nuevo uniforme, independientemente de que quien lo pague.

Como dice Heredia (2011), “la pulcritud es bienvenida en el mundo de los negocios, e incluye el peinado, salud de tu piel, aroma, aliento, manos y uñas recortadas”. ¡Oh Dios!!!! Olvidaba las uñas multicolor. El banco no es el lugar para presumir de estar a la moda. En un banco, la discreción se mantiene en todos los aspectos.

Liugina Campos, quien es asesora de imagen empresarial, afirma que ¨el individuo que tiene coherencia entre la imagen corporativa y la personal será un imán que llame a lo” demás, y es que, en el mundo de los negocios, atraer personas es el paso más importante del éxito”.  Por eso, insisto al decir que la empresa de hoy y más concretamente, el departamento de recursos humanos, enfrentan cada día más retos. Resulta indispensable lograr que los empleados comprendan y asuman la importancia de su apariencia.

facbook-like-and-share-thumbs-upAgradezco tu apoyo. Sígueme en Facebook como Coach Maribel Aponte y en Twitter como @coachmaribelpr

Comenta qué te pareció este artículo y si te gustó, compártelo con tus amigos de Twitter y Facebook. Selecciona “me gusta” y “compartir”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s