NAVIDAD: ¿Jugando al amigo secreto en tu trabajo? ¿Alegría o tragedia?

Seleccionar un obsequio para un compañero de trabajo, podría convertirse en todo un reto. Especialmente cuando la persona para la cual va a comprar un obsequio no es una con la cual se relacione mucho o considere su amigo.  Una de las presiones más grande al seleccionar el regalo es que, su selección dice mucho de usted como persona y también dice mucho de lo que usted piensa del otro. Por lo tanto, errar en la selección del regalo puede ser un verdadero dolor de cabeza.

Comenzamos la época de navidad y con ella muchas actividades para compartir entre amigos, familia y compañeros de trabajo. En las oficinas es muy común realizar el juego del amigo secreto.  En una tómbola o caja se coloca individualmente (en papelitos) el nombre de cada empleado que desea participar. Luego, cada persona irá tomando un papelito que tendrá escrito el nombre de su amigo secreto. Entonces por un periodo de tiempo previamente determinado, las personas se envían mensajes, pequeñas maldades o sorpresas de forma secreta a un compañero de trabajo.

Estas actividades, aunque resulten divertidas para muchos pueden marcar un antes y un después en las relaciones laborales. El no establecer las normas del juego antes del inicio de este, pueden provocar que lo que comienza con una buena intensión se convierta sencillamente en una crisis catastrófica. Entonces… ¿qué es lo que debemos considerar antes que cualquier cosa? Primero, debemos recordar que la participación debe ser voluntaria. No todas las personas querrán participar y se debe respetar esa decisión. Segundo, es necesario establecer un presupuesto para el regalo, ya debemos evitar la disparidad entre los regalos que reciben unos y otros. Tercero, siempre debemos considerar el código de ética de la empresa para no violentarlo.

Sea creativo y observador al momento de adquirir su regalo. Investigue los gustos o preferencias de su compañero de trabajo. Tome en cuenta la situación general del país o la empresa. Por ejemplo, en Puerto Rico después del Huracán María hace dos años, las personas valoran cualquier obsequio que no dependa de electricidad y que por el contrario utilice baterías y placas solares. Si hablamos de una persona que trabaja en una empresa que está en remodelación, que va a mudar sus oficinas de lugar o una persona que inicia en un nuevo puesto, podemos considerar obsequios para ser utilizados en la oficina. Yo personalmente valoro muchísimo cuando me han regalado libretas profesionales, carpetas o pads, portafolios, agendas, libretas de planes, bolígrafos o boletos para asistir a algún adiestramiento, etc. Me ayudan a sentirme organizada y en control de mis actividades.

Existen otros artículos que podría considerar como, por ejemplo, las llamadas tarjetas de regalos.  Estas pueden ser para restaurantes y tiendas. Los boletos para conciertos y otros espectáculos también son muy apreciados por muchos. Igualmente, si es una persona sin resistencia al uso de la tecnología moderna, puede considerar artículos como bocinas inalámbricas y auriculares para computadoras. Los vinos pueden ser una buena elección siempre y cuando no violenten las normas de la empresa y si no dan la impresión de que fueron adquiridos como un resuleve y sí pensando en la persona.

Sin embargo, también hay cosas que jamás deben regalarse ni a un cliente ni a un compañero de trabajo. Nos referimos a artículos como la ropa interior, trajes de baño y ropa de dormir, por ejemplo. Estos son regalos demasiado personales y que lejos de alegrar pueden provocar un verdadero desastre en las relaciones profesionales y hasta en la vida familiar de quien recibe tan indiscreto obsequio. Nunca olvidaré a una suplidora que se apareció en una empresa donde yo trabajaba con un regalo de San Valentín para la directora de farmacia. No se cómo se le ocurrió, pero llegó con una hermosa y bien decorada bolsa de Victoria´s Secret con tres pantis en su interior. ¡Totalmente inadecuado y hasta falto de respeto!

Nunca olvide lo que mencionamos al inicio… el obsequio que usted seleccione dice mucho de usted como persona y también dice mucho de lo que usted piensa del otro. Así que, no seleccione un regalo cualquiera para cumplir y salir del paso. Cuide además, la presentación de su regalo. Un empaque estrujado desluce su relago por mejor que este sea. Lleva un mensaje de “no me importas”. Dedique tiempo a esta gestión y lúzcase ante los demás con su regalo. Todas estas cosas le ayudan a seguir construyendo su buena marca personal y mejor reputación. ¡Disfrute de esta época navideña y reciba el nuevo año con entusiasmo!

Como siempre… Emprende hoy, lidera tu cambio, inicia tu transformación, ten éxito y vive feliz. Agradezco tu apoyo. Sígueme en FaceBook, Twitter y Pinterest como Coach Maribel Aponte.

Comenta qué te pareció este artículo y si te gustó, compártelo con tus amigos de Twitter, Facebook y Pinterest. Selecciona “me gusta” y “compartir”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s