¿Y cuando el jefe carece de inteligencia emocional?…

«La inteligencia emocional representa el

80 por ciento del éxito en la vida».

-Daniel Goleman

Saber reconocer las emociones propias y comprender cómo manejarlas en los distintos escenarios de la vida, es una cualidad altamente valorada. Comprender las emociones ajenas y respetarlas… de eso que trata el concepto de inteligencia emocional. Cada día son más las empresas que invierten en el ofrecimiento de capacitación orientada al desarrollo de la inteligencia emocional de sus empleados. Es algo que no resulta difícil de comprender cuando vemos que la inteligencia emocional ha sido considerada por muchos como un elemento de gran importancia cuando se intenta pronosticar el éxito laboral de las personas. Es por ello que es considerado al momento de seleccionar un candidato para formar parte de la empresa. Ya las empresas saben que un diploma no es suficiente. Al fin y al cabo ¿de qué sirve tener un empleado graduado de Yale o Harvard si su primera reacción al no lograr un objetivo es arremeter despiadadamente contra con sus compañeros de oficina?

Si eres de los que trabaja en una empresa donde ha tenido la mala surte de contar con un jefe carente de destrezas de inteligencia emocional… le compadezco. No es plato de buen gusto ser supervisado y evaluado por una persona que, al no tener una inteligencia emocional desarrollada, definitivamente tampoco será capaz de practicar la empatía en el lugar de trabajo.

Algunas de las características más destacadas de un jefe con pobre inteligencia emocional son las siguientes:

  • Evita socializar con otras personas
  • Es poco comprensivo y empático
  • Muestra pobres destrezas de comunicación verbal y no verbal
  • No motiva ni fomenta el trabajo en equipo aunque organice grupos de trabajo.

Tal y como afirma Sabater (2017), practicar una auténtica inteligencia emocional requiere voluntad, conocimiento y apertura. La inteligencia emocional no es innata. Es por ello que, se debe proponer su desarrollo y aprendizaje si realmente desea convertirse en una persona emocionalmente inteligente. Pasar de ser jefe a ser líder es sin duda una excelente decisión. Especialmente si considera que es posible lograr más del equipo de trabajo, lo que le permitirá también a usted lucir mejor ante el alto mando de la empresa.

Si usted fuera el jefe… ¿qué necesitaría conocer para iniciar el desarrollo de esa inteligencia emocional tan importante?

  • Autocontrol: piense antes de actuar y controle sus impulsos.
  • Autoconocimiento: conozca sus emociones y sus prioridades.
  • Automotivación: no dependa de factores externos para encontrar esa energía que se lleva a superarse cada día más.
  • Empatía: practique la sensibilidad y aprenda a colocarse en el lugar del otro para comprender sus necesidades y sentimientos.
  • Habilidades sociales: procure se asertivo y esfuércese por comportarse de forma civilizada. Esto significa, sin gritos, de forma respetuosa y con espíritu positivo.

Pero…. ¿qué hacer si es usted un empleado afectado por la falta de inteligencia emocional de su jefe? En dicho caso, podríamos sugerirle lo siguiente para sobrevivir en ese tóxico ambiente laboral. Antes que cualquier cosa, advertimos que no es tarea fácil. Seguramente la primera idea que viene a nuestra mente es renunciar al empleo en busca de un clima laboral más colaborativo y de mayor respeto. Sin embargo, no siempre esa alternativa es posible.

  • Procure fortalecer usted su propia inteligencia emocional.
  • Dialogue siempre que sea posible, con su jefe o el departamento de recursos humanos y déjele saber cómo se siente.
  • Evite caer en provocaciones estériles que solo le harán lucir mal a usted y que podrían poner en riesgo su empleo.
  • Documente cualquier incidente que ocurra en la oficina, concentrándote en los hechos y las palabras. Nunca se sabe cuándo podría necesitar sus notas.
  • Intente conseguir aliados entre los compañeros que tiene en su empresa. Estos pueden brindarle un gran apoyo emocional y si decide eventualmente (por algún incidente en particular) presentar una queja formal ante recursos humanos, pueden ser un excelente recurso.
  •  Identifique actividades que le permitan liberar el stress que le provoca su difícil situación laboral cada día.

Recuerde que su salud física y mental no debe afectarse por quienes le rodean. Defienda su salud y bienestar frente a estos obstáculos que encuentra en el camino. Si usted no logra pasar por alto el tóxico clima laboral existente en su empresa gracias a su jefe… inicie la búsqueda de otro empleo. Usted nació para ser exitoso y feliz y no para pasar penurias en un empleo y a la sombra de un mal jefe sin destrezas de liderazgo y con pobre inteligencia emocional.

Como siempre… Emprende hoy, lidera tu cambio, inicia tu transformación, ten éxito y vive feliz. Agradezco tu apoyo. Sígueme en FaceBook, Twitter y Pinterest como Coach Maribel Aponte.

Comenta qué te pareció este artículo y si te gustó, compártelo con tus amigos de Twitter, Facebook y Pinterest. Selecciona “me gusta” y “compartir”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s