¡Muy mal! Cuando el dinero importa más que la salud y seguridad de los empleados

A nivel mundial se ha realizado un llamado de alerta en torno a las medidas de seguridad ante la amenaza del coronavirus. Sin embargo, aunque los distintos gobiernos han cerrado instalaciones y han procedido con la paralización de ciertos servicios en vías de evitar la propagación del virus… la empresa privada no ha actuado con la misma determinación. Esto nos lleva a pensar que ciertamente, uno de los sectores más afectados es el de empleados de empresa privada.

En Puerto Rico las reformas laborales impuestas por los gobiernos que han asumido el mando del país han afectado enormemente el bienestar de los empleados. Veamos por ejemplo el caso actual del coronavirus. Con las nuevas reformas laborales, la cantidad de empleados permanentes es casi nula. La gran mayoría de los empleados no cuentan con buenos beneficios de licencia por enfermedad y mucho menos un plan médico. Todo esto ocurre con una paga de salario mínimo. El empleado se ve obligado a acudir al empleo aun cuando esté enfermo ya que si no trabaja no cobrará ni el mísero sueldo que recibe. Por su lado, el patrono queriendo continuar las operaciones en su establecimiento colocará a su plantilla completa en riesgo. Usted dirá que ese empleado es un irresponsable, pero… si usted tuviera una familia que mantener y su paga fuera la única que entra al hogar, ¿no se arriesgaría usted haciendo lo mismo?

Yo reconozco que en el capitalismo las empresas están para hacer dinero y no veo nada malo en ello. Después de todo, aquel que desee realizar empresarismo social también puede hacerlo. Lo entiendo perfectamente. Sin embargo, eso no implica que sea necesario colocar en riesgo la salud de los empleados por negligencia. En un escenario ideal, todos los comercios cerrarían sus puertas durante un tiempo, pero eso no va a ocurrir. Entonces es necesario brindar las herramientas necesarias para minimizar el contagio. Guantes para las cajeros y cocineros son necesarios. Mascarillas y artículos de limpieza también son necesarios.

Yo no estoy visitando comercios en estos días, pero recibo llamadas y correos electrónicos en donde me indican que los restaurantes de comida rápida y los puestos de gasolina no están protegiendo a sus empleados como se debe en este momento tan particular.

Ningún comercio que publique un anuncio indicando que está tomando medidas para proteger a sus clientes es confiable, si a simple vista no vemos que proteja a sus propios empleados. Velar por la salud y seguridad de los empleados, es parte de la responsabilidad social empresarial. Los comercios que no valoran la vida de sus empleados no deben ser patrocinados.

Como siempre… Emprende hoy, lidera tu cambio, inicia tu transformación, ten éxito y vive feliz. Agradezco tu apoyo. Sígueme en FaceBook, Twitter y Pinterest como Coach Maribel Aponte.

Comenta qué te pareció este artículo y si te gustó, compártelo con tus amigos de Twitter, Facebook y Pinterest. Selecciona “me gusta” y “compartir”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s