¿Dando vueltas en el mismo lugar y sin avanzar?

¿Cuántas veces te ha invadido un sentimiento de estar dando vueltas en el mismo lugar sin lograr avanzar en tu vida? No hay proyecto de vida. Lo que es peor, sientes que sin importar lo que hagas sencillamente no hay emociones alentadoras en tu vida. Te comento que son muchas las personas que han experimentado algún momento como este en sus vidas. La noticia más importante es que existe la posibilidad de superar ese sentimiento y lograr la plenitud. Muchas personas lo han logrado y estoy segura de que tú también puedes lograrlo.

En su libro La magia de pensar en grande¨, David J. Schwartz, menciona que nadie en el planeta tiene como proyecto de vida, nacer con el firme propósito de fracasar o ser infeliz lo cual el cierto. Nadie abre los ojos en la mañana y tras estirarse se dice a sí mismo ¡qué emoción, vamos tras el fracaso hoy! Siendo esto así, entonces el asunto es ver cómo trabajar con este sentimiento de impotencia con el fin de superarlo y seguir adelante.

Ten en cuenta que es muy importante conocer cuál entiendes es la razón básica por la que sientes ese desánimo. ¿Es por causa de una enfermedad? ¿Son problemas de pareja, familia o ámbito laboral? ¿Tienes dificultades financieras? No dejes de tomar un momento e identificar eso que te abruma o no te permite sentir bien. Piensa en cómo te gustaría sentirte o verte en tu presente y futuro. Esto será muy bueno para poder tomar acción e iniciar ese cambio de realidad tan necesario.

Independientemente de cuál sea la causa de tu malestar, una de las primeras cosas que te invito a hacer es reflexionar en tu entorno y las personas con las que te relacionas. Es bastante difícil lograr sentirnos bien si el lugar donde estamos no nos inspira y las personas con las que compartimos a diario tampoco lo hacen. Existen cosas que no son fáciles de cambiar, pero se pueden alterar. Por ejemplo. A ti puede no gustarte tu casa, pero por el momento pudiera arreglar el área que más utilices para comenzar ese proceso de sentirte mejor. Ese arreglo en muchas ocasiones nada tiene que ver con dinero. Tal vez se trata de ordenar las cosas, eliminar algunas, cambiar de lugar las plantas del jardín, el color de una pared o los cuadros en ellas, etc.

En cuanto a las personas con las que compartimos… ¡cuidado! Tener un grupo de “amigos” con los que pasamos las horas hablando de nuestro problema no necesariamente es algo positivo. Ellos usualmente no son terapistas ni psicólogos, etc. Tenemos que comprender que es necesario aprender a pasar página y si no lo logramos con lo que tenemos en nuestra vida, será importante cambiar la estrategia. A veces es necesario frecuentar nuevos lugares, conocer gente nueva para poder ver más allá y salir de la situación en la que nos encontramos.

Tal vez me digas que precisamente vives con tu familia quienes con sus problemas logran chuparte la alegría diariamente, así como las ganas de vivir. Bueno, es obvio que no tenemos una varita mágica para cambiar de familia ni a sus problemas. Aún en ese caso, es necesario compartir con gente ajena a tu situación para “refrescar” la mente, tener un respiro y mayor claridad. También es necesario tener momentos para realizar actividades que no estén asociados a nuestra familia.

Por otro lado si no nos gusta lo que vemos en el espejo, es momento de actuar nuevamente. Nuestra apariencia personal influye en el estado de ánimo. Los colores con los que vestimos, nuestro peinado y el color de nuestros labios pueden cambiar nuestro día. Yo siempre creo que nada permanece igual después de ver unos labios rojos que llenan de vida cualquier rostro.

Existen casos donde necesariamente es importante recibir ayuda profesional. No seamos orgullosos. Cuando se necesita ayuda, se necesita y se solicita. Sea un terapista, psicólogo, psiquiatra, sacerdote, pastor o coach, están para servir de apoyo, guía o acompañante en diversos procesos y hay que utilizarlos.

Me encantaría saber que, finalizado el mes de octubre 2021 tomaste la determinación de buscar el bienestar que toda persona merece tener en su vida. Toma acción ahora ya sea buscando ayuda profesional si fuera necesario o sencillamente realizando algunos cambios en tu vida.

Como siempre… Emprende hoy, lidera tu cambio, inicia tu transformación, ten éxito y vive feliz. Agradezco tu apoyo. Sígueme en Facebook y Twitter como Coach Maribel Aponte.

Comenta qué te pareció este artículo y si te gustó, compártelo con tus amigos de Twitter, Facebook, Instagram y Pinterest. Selecciona “me gusta” y “compartir”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: