¿Conocidos, compañeros de trabajo o amigos?

A menudo escuchamos a las personas que cuando hablan utilizan la frase “amigo del trabajo” para referirse a un compañero del trabajo. Créame que cada vez que escucho esa frase siento que mi cuerpo se sacude. Es que personalmente hago una gran distinción entre los términos compañero de trabajo, conocido y amigo.

La palabra amigo implica tantas cosas que considero casi es sacrilegio utilizarla para hablar de cualquier conocido o compañero de trabajo. Uno invita a un amigo a la casa, pero muy raramente se invita a un compañero de trabajo y menos a un conocido. Un amigo es esa persona a quien le puedes confiar tus temores y permanece a tu lado en momentos de gran dificultad. Un compañero de trabajo se despide el viernes o cuando termine la jornada laboral y posiblemente no hay más comunicación hasta la próxima semana o hasta que miras el Facebook. El conocido ni hablar, ese muy posiblemente ni se entera de tus dificultades.

Los amigos hacen la diferencia en nuestra vidas… son otra cosa.

Un amigo es esa persona que cuando perdiste tu trabajo se preocupó y se ocupó de que no te faltara un plato de comida en tu mesa y hasta te invitó a comer fuera para que pudieras distraerte un rato. Un amigo es capaz de esperar junto a ti horas en la sala de espera de un médico para que te sientas apoyado. Los amigos no siempre te dicen lo que quieres escuchar, pero tienen buena intención y te dicen lo que a su entender es mejor para ti.

El conocido como se dice “te sigue la máquina” para quedar bien. El compañero de trabajo pudiera querer realmente lo mejor para ti, pero también pudiera no importarle, porque ya tiene bastante con lo suyo. En el artículo Amigo o Compañero, ¿cuál es la diferencia? de la página web Cosas de Mujer seaborda muy bien estas diferencias entre amigos y compañeros de trabajo.

Ser conocido o compañero de trabajo no es nada malo. Después de todo, antes de ser amigos se es conocido de alguien. El compañero de trabajo pudiera lograr convertirse en amigo, pero si no lo logra tampoco significa que sea malo.  Es maravilloso tener buenos compañeros de trabajo. Personas que si bien es cierto no son parte de tu vida personal, están dispuestos a trabajar en equipo junto a ti sin obstaculizar tu desarrollo. Personas de las que aprendes y que permiten que el ambiente laboral sea uno agradable. Sea como sea, te invito a que sigas conociendo personas y fortaleciendo la relación con tus compañeros de trabajo. Agradece los amigos que tienes y utiliza esa palabra honrando a quien verdaderamente es tu amigo.

Sígueme en Facebook y Twitter como Coach Maribel Aponte. Comenta qué te pareció este artículo y si te gustó, compártelo con tus amigos de Twitter, Facebook, Instagram y Pinterest. Selecciona “me gusta” y “compartir”.

Si quieres establecer y mejorar las relaciones en tu trabajo, te invito a leer el artículo:
 ¿Cómo ganarse a los demás?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: